Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Programa Re-Encuentro

Intervención en Situaciones de Conflicto Familiar

 

 

INTRODUCCIÓN

A partir del año 2007 desde el Programa Medidas Judiciales en Medio Abierto de Fundación Pioneros se observa un aumento de delitos en el ámbito familiar bajo la denominación “violencia doméstica y de género”. Tales delitos hacen referencia al “comportamiento violento reiterado que hijos e hijas ejercen hacia sus progenitores” (Pereira, 2006). Es lo que se denomina “Violencia Filio-parental” (en adelante VFP) y por los que se les impone en medio abierto, generalmente, una medida judicial llamada “Libertad Vigilada” (en adelante LV) con una “Obligación Judicial” asociada de “Terapia Familiar” (TF). 

A partir de la detección de casos con esta problemática se fue dando forma a una estructura que diera respuesta a esta realidad, constituyéndose a finales del 2012 el “Programa Re-Encuentro: Intervención en Situaciones de Conflicto Familiar” que Fundación Pioneros lleva a cabo en colaboración con el Gobierno de La Rioja.  Dado el contexto coercitivo en el que se enmarca la intervención, encontramos en el modelo de intervención de la Terapia Breve Centrada en Soluciones (TBCS) un recurso muy útil para poder colaborar con la familia y con el menor a lo largo del proceso judicial. La finalidad de nuestro trabajo es facilitar el desarrollo de sus competencias para favorecer su proceso de autonomía y socialización que eviten un nuevo expediente judicial. 

JUSTIFICACIÓN DEL PROGRAMA

Desde el 2007 al 2015 se han atendido un total de 59 casos de VFP. El volumen de medidas atendidas anualmente es de unos 200 expedientes de los que 15 aproximadamente son de VFP. Por lo que reflejan los datos, desde que se creara el programa no existe gran variabilidad significativa en el número de casos atendidos en los últimos años. Además, tenemos constancia de que existe gran cantidad de demandas que llegan a otros servicios tales como los Servicios Sociales o centros educativos por mencionar sólo algunos. 

Normalmente, las familias que acuden al Programa Re-Encuentro tienen la creencia de que la VFP va a formar parte consustancial de su relación familiar porque llegan al Programa después de haber intentado resolver el problema a través de diferentes vías y cuando la violencia lleva instaurada en el hogar un promedio de 3-4 años, por lo que la denuncia supone el último recurso que pueden adoptar. 

Considerando las características señaladas, desde el Programa Re-Encuentro apostamos por trabajar desde un modelo de TBCS ya que nos permite abrir el foco de la intervención, conseguir la colaboración de la familia a lo largo del proceso y generar esperanza en las personas con las que trabajamos. 

DESTINATARIOS

Re-Encuentro es un programa terapéutico que presta atención a las familias de los menores y jóvenes que, en aplicación de la Ley Orgánica 5/2000 de 12 de enero reguladora de la responsabilidad penal del menor, tienen impuesta una “Obligación Judicial” de intervención especifica de “Terapia Familiar” en base a la naturaleza del delito que está relacionada con el ejercicio de la violencia hacia sus progenitores. 

Las familias también son objeto de intervención aunque hay que tener en cuenta que la obligación legal del cumplimiento de la medida corresponde al menor.  

Los hechos cometidos por estos menores suelen ser constitutivos de delitos de violencia familiar habitual según el Art. 173.2º del Código Penal y de Lesiones del Art. 153.2º y 3º del C.P., delito de malos tratos habituales psicológicos en el ámbito familiar en domicilio familiar, tipificado y penado en el Art. 173.2º del C.P., delitos de amenazadas tipificado y penado en el Art. 169.2º del C.P. concurriendo la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal agravante de parentesco del Art. 23 del C.P. o autor responsable de un delito de violencia doméstica en la modalidad de amenazas con instrumento peligroso del artículo 171.5 del C.P., entre otras tipificaciones.

DERIVACIÓN

La derivación se hace desde el Juzgado de Menores Nº 1 de Logroño y es la entidad pública, es decir, la Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de La Rioja quien a su vez deriva el caso al “Programa Medidas Alternativas al Internamiento de Menores en Conflicto Social” que gestiona Fundación Pioneros para su ejecución siendo el Programa Re-Encuentro, en último término, el servicio encargado de desarrollar la intervención.

OBJETIVO GENERAL

El objetivo general del “Programa Re-Encuentro” consiste en ofrecer una intervención eficaz que favorezca la colaboración de cada uno de los miembros de la familia para generar mejoras en su dinámica relacional. Algunas de las premisas con las que trabajamos son la consideración de la familia como protagonista del cambio y fuente de solución, promoción de su eficacia a través del conocimiento de sus fortalezas o cambiar el foco de intervención hacia aquellos elementos rescatables de la relación. 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Brindar un servicio especializado de apoyo, intervención y tratamiento terapéutico a familias en las que se ha dado algún episodio de violencia por parte de sus hijos hacia sus padres o adultos que ocupen su lugar.
  • Ofrecer apoyo a los adolescentes para identificar aquellas circunstancias que favorecen la aparición de conductas violentas.
  • Promoción del empoderamiento individual y relacional.
  • Ofrecer una lectura relacional de la VFP.
  • Favorecer el desarrollo de relaciones familiares positivas y saludables.
  • Proporcionar un espacio seguro en el que abordar posibles recaídas.
  • Divulgar la experiencia y conocimientos adquiridos a lo largo de la implementación de Re-Encuentro.

METODOLOGÍA

Dado que las familias que asisten al programa han tratado de resolver la situación recurriendo a diferentes recursos, la evolución de la violencia en la dinámica familiar así como el contexto coercitivo de intervención que supone la denuncia, nos pareció oportuno desarrollar un modelo de trabajo basado en la “Terapia Breve Centrada en Soluciones” (TBCS), donde el eje central de la intervención es la creación de relación y colaboración con los consultantes para provocar cambios en su dinámica relacional lo antes posible (De Shazer, 1985, 1988, 1991, 1994; De Shazer, Berg, Lipchik, Nunnally, Molnar, Gingerich y Weiner-Davis, 1986; O Hanlon y Weiner-Davis, 1989). 

Trabajamos con un enfoque centrado en el cliente. El profesional colabora con el cliente (menor y familia) en la búsqueda de sus propias soluciones, promoviendo sus capacidades. Esta cooperación implica creer en ellos y aceptar que son los expertos tanto de su vida como del proceso judicial. El trabajo educativo-terapéutico busca aprovechar sus puntos de vista en vez de cuestionarlos de entrada (“Principio de Utilización”, S. Shazer). 

El trabajo basado en un modelo de cooperación supone centrarse en los objetivos que menores y familias nos plantean, trabajando desde su postura y empleando su lenguaje. Algunas premisas: 

  • Modelo de cooperación, por el que se pasa de un enfoque tradicional sobre los individuos a un modelo cooperativo, de una comunicación con monólogos alternos a un nuevo enfoque colaborativo donde hablante y escuchante generan su diálogo de forma conjunta.
  • Constructivista. La realidad no se descubre, se construye en el diálogo.
  • Modelo de cambio. Consideración de la familia como protagonista del cambio y fuente de solución.
  • Postura de respeto y escucha.
  • Modelo centrado en los recursos y potencialidades de la familia.

TEMPORALIZACIÓN

  • El horario estará en función de la disponibilidad de la familia (posibilidad de desplazamiento en el caso de ser de fuera de Logroño, obligaciones escolares o formativas regladas de los menores, etc.) y del horario de atención del programa, procurando acomodar la disponibilidad individual de cada usuario.
  • La duración de las sesiones es de aproximadamente una hora y la frecuencia generalmente quincenal.
  • La duración total de la intervención está sujeta a la duración de la medida recogida en sentencia judicial. 

UBICACIÓN

Las sesiones de terapia se desarrollarán en las instalaciones de Fundación Pioneros.   

RECURSOS HUMANOS 

  • Equipo multidisciplinar (psicología, trabajo social, psicopedagogía, terapia familiar) formado por 5 profesionales con formación específica en VFP.
  • Co-terapia.
  • Filmación de las sesiones.
  • Sistematización del trabajo con diferentes registros: ficha telefónica, evaluación intersesiones y evaluación final. 

ESTADÍSTICAS

A continuación se relacionan los casos derivados y acumulados desde 2012 a 2016, siendo el eje vertical el número de casos atendidos:

CONCLUSIONES

La VFP es un reto en el que está implicada toda la sociedad. Entendemos que requiere una respuesta global que pasaría por: 

  • Implicar a las administraciones públicas promocionando los recursos necesarios para ofrecer soluciones a este fenómeno.
  • Ofrecer un enfoque constructivo del fenómeno desde los medios de comunicación evitando sensacionalismos.
  • Favorecer la colaboración de la escuela con las familias encontrando el equilibrio necesario entre protección y educación, así como empoderando a los progenitores, y fomentando en los y las jóvenes procesos de aprendizaje transformadores.