Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

¿Qué es una PBC?

La prestación en Beneficio a la Comunidad, PBC, es una medida judicial impuesta por el Juzgado de Menores que consiste en desarrollar una actividad durante un cierto número de horas en beneficio de la sociedad o de las personas. El Programa Medidas Judiciales de Fundación Pioneros, en colaboración con la Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de La Rioja, gestiona estas medidas en nuestra comunidad y actúa como puente entre el menor y las instituciones donde los menores realizan una serie de actividades para reparar el daño ocasionado, siendo útil, constructiva y provechosa para la sociedad.

Objetivos

  • Favorecer el proceso de autonomía y socialización.
  • Posibilitar conductas de éxito relacionadas con sus capacidades y la resolución de conflictos.
  • Responsabilizar de sus actos y de las consecuencias al menor.
  • Reparar el daño ocasionado.
  • Desarrollar actitudes de ayuda hacia los demás.
  • Implicar a la comunidad en la educación de menores.
  • Implicar a las familias en el proceso.

Actividades

  • Las actividades no conllevan complejidad ni requieren formación previa.
  • Se focalizan hacia el cuidado de personas o cosas, según la naturaleza
  • del delito cometido. Algunos ejemplos:
    • Trabajos de mantenimiento y limpieza.
    • Acompañamiento en actividades socioculturales.
    • Apoyo en atención o cuidado de personas.
  • Las actividades se realizan respetando el horario escolar o laboral
  • de la persona implicada.
  • No estarán supeditadas a la consecución de intereses económicos.
  • Se garantiza la protección en materia de seguridad social y responsabilidad civil.

Razones para colaborar

  1. Este tipo de medida tiene una finalidad educativa para los menores. Por un lado, les facilita que sean conscientes de las consecuencias que tienen ciertas conductas. Por otro, les posibilita mostrar lo mejor de sí mismos en cuanto a competencias personales para ayudar a los demás y competencias laborales para desarrollar las actividades. Para muchos de ellos es la primera experiencia que más se asemeja al mundo laboral, lo que les devuelve competencia.
  2. Para las entidades colaboradoras, supone un compromiso proactivo en la educación de chicos y chicas de esta sociedad, mostrando interés, implicación y motivación por favorecer que cada uno de ellos se ajuste al servicio que ofrecen, así como facilitar que sea una experiencia positiva, constructiva y enriquecedora.
  3. La trayectoria del programa de Medidas Judiciales permite afirmar que para todos ellos, menores y entidades colaboradoras, la realización de una Prestación en Beneficio de la Comunidad es una experiencia muy satisfactoria. Por todo ello, invitamos a colaborar a todas aquellas entidades que se quieran sumar a esta bonita labor educativa y a este compromiso social.

Entidades colaboradoras