Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Logroño, 24 de noviembre de 2016

“Tenemos que cambiar la mirada”

Nuria Varela  protagonizó un encuentro con jóvenes y profesionales de diferentes programas de Fundación Pioneros en el que a través de un diálogo abierto y un intercambio de impresiones les invitó a cambiar la mirada sobre los estereotipos que tenemos asimilados y que no nos cuestionamos.

“Tenemos que cambiar la mirada para ver lo que ha detrás de los estereotipos” explicó la periodista y escritora Nuria Varela en su intervención el pasado 24 de noviembre en un taller y diálogo abierto dedicado a jóvenes de Fundación Pioneros, organizado, en el IRJ, gracias a la colaboración de WOMENTECK. Asociación mujer, ciencia y Tecnología. Una actividad que se enmarca en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El mensaje que Nuria Varela quiso transmitir a jóvenes y profesionales de Pioneros se centra en la idea de que a los hombres y a las mujeres se nos educa de una manera diferente desde que nacemos, incluso, comentó, antes de nacer. Nadie pregunta a las niñas si de verdad quieren ser princesas y a los niños si eso de ser tan fuertes y valientes les gusta de verdad. Las discriminaciones, las diferencias comienzan en la infancia y las tenemos normalizadas e interiorizadas, “tenemos la mirada tan acostumbrada a la desigualdad que ni siquiera la vemos”, afirmó Nuria Varela.

Lo preocupante de esta normalización, según explicó la periodista, es que estos roles y modelos se siguen repitiendo sin cuestionarnos nada, sin pararnos a pensar si son correctos o no, si nos gustan o no.

Nuria Varela también comentó que hay que “poner la mirada en los chicos que son violentos, no en las mujeres maltratadas”. En la sociedad en general, en los mensajes que aparecen tanto en publicidad como en los medios o lo que podamos ver en las redes sociales, se pone el acento en la responsabilidad de la mujer, ella es la que tiene que atreverse a denunciar, la que tiene que dar el paso, la que se tiene que liberar…pero el fin de la violencia es cosa de hombres y mujeres, es cosa de igualdad.