Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Logroño, 11 de noviembre de 2016

Tallerarte, resignificar el arte desde un prisma crítico y transformador

Un grupo de jóvenes de Educándonos y de la Escuela de Facilitación de Calahorra compartimos una tarde de viernes con Camila, una joven colombiana que trabaja en Medellín con niñas, niños y jóvenes de la Comuna 6. Con arcilla, desde un prisma crítico y transformador moldea figuras de barro para transformar la cultura de la guerra en una cultura de paz.

El viernes 11 de Noviembre nos dimos cita en nuestro local de La Oca un nutrido grupo de jóvenes de Educándonos y de la Escuela de Facilitación Juvenil de Calahorra, para vivir la experiencia de trabajar con el barro desde un punto de vista lúdico a la vez que crítico, transformador y político. Para ello, contamos con la presencia de Camila Flórez Quintero, joven artista colombiana, quien a través de la arcilla trabaja en Medellín, en el proyecto Tallerarte, con niñas, niños y jóvenes de la Comuna 6, con el fin de transformar la cultura de la guerra y del conflicto armado, en una cultura de paz y resistencia. 

A través del barro y de su conversión en figuras con significados diversos, trabajamos la expresión emocional, la cooperación y el desarrollo del talento que cada joven posee en su interior. La arcilla, y el arte en todas sus expresiones, es una hermosa herramienta que nos permite mostrarnos tal y como somos, sin miedo a las etiquetas y juicios de valor. 

El taller resultó muy interesante, nos divertimos, nos concentramos y pudimos compartir con Camila cómo trabaja la no-violencia en un contexto duro y violento, donde las armas son portadas cotidianamente por niños y jóvenes.

Como ejemplo ilustrador, ahí va un texto creado por jóvenes en Tallerarte: “Nuestro afán: desenamorarnos de las armas y enamorarnos del arte, de la alegría de la vida. ¡En la arcilla! Hacemos armas destruidas, rotas, sin gatillo, armas que no disparan, no matan, en protesta contra las armas que, en la calle, disparan, asesinan. ¡Construimos armas pedagógicas! En contra de la guerra, la violencia, la muerte. Deseamos seguir vivas, llegar a ser adultos, construyendo el porvenir.”     

Todo un ejemplo de superación y resiliencia juvenil. Gracias Camila por compartir parte de tu tiempo con las y los jóvenes de Pioneros.