Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Haro, 16 de febrero de 2017

Nuevas instalaciones en Haro para realizar PBC

El pasado 16 de febrero Fundación Pioneros y el Ayuntamiento de Haro firmaron un nuevo acuerdo de colaboración para ejecutar la medida Prestación en Beneficio de la Comunidad, PBC, que permitirá a menores y jóvenes de la ciudad y de localidades próximas desarrollar una de las medidas que generalmente impone el Juzgado de Menores de La Rioja.

La alcaldesa de Haro, Laura Rivado, y la presidenta de la Fundación Pioneros, Aurora Pérez, suscribieron en el Palacio de Bendaña el acuerdo para el cumplimiento de prestaciones en beneficio de la comunidad, previstas en la Ley 5/2000, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. Además asistieron, por parte de Pioneros, José Manuel Valenzuela, director técnico; y Ana Calvo, directora del programa Medidas Judiciales. Y por parte del ayuntamiento, el concejal de Servicios Sociales, Manuel Gasalla.

Durante la rueda de prensa posterior a la firma del convenio se informó a los medios de comunicación de que este acuerdo es una renovación, ya que desde el año 2005 Pioneros y el Ayuntamiento trabajan juntos para el cumplimiento de esta medida. Aurora Pérez agradeció al Ayuntamiento su disposición y colaboración al ampliar las instalaciones donde realizar estas medidas. A la Biblioteca Municipal se suman las instalaciones deportivas de El Mazo y El Ferial donde se desempeñarán labores de ordenación del material bibliográfico y de limpieza y mantenimiento.

Por su parte Ana Calvo explicó que Pioneros es la entidad ejecutora de las medidas en medio abierto que impone el juez de menores en La Rioja, a través de un contrato de servicios con la dirección General de Justicia e Interior.

“Nuestra labor, indicó Ana Calvo, es hacer de puente entre la entidad y el menor para facilitarle el cumplimiento de esta medida. Para nosotros es una medida judicial, pero hay que tener en cuenta que como menores de edad estas medidas tienen un carácter fundamentalmente educativo, esta medida posibilita a los menores mostrar lo mejor de sí mismos a la vez que están reparando un daño que hayan podido causar y con estas actividades están restaurando ese daño. Suele funcionar como la primera aproximación al mundo laboral y es una oportunidad de ofrecer lo mejor de sí mismos y de entender cómo funciona el mundo laboral, se convierte en una oportunidad y en una verdadera educación social”.

Este acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Haro también posibilita que menores de localidades cercanas puedan desarrollar estas medidas de Prestación en Beneficio de la Comunidad. En su mayoría se trata de faltas leves, destrozos de mobiliario, pintadas, pequeños hurtos. La característica principal de esta medida es que se desarrolla con el consentimiento del menor, no es una medida impuesta unilateralmente, es por eso que tiene esta capacidad de éxito muy importante. En algunas ocasiones, menores y entidades quieren que la relación continúe en forma de voluntariado porque los menores prestan un servicio muy importante no solo a la entidad sino a la propia comunidad.