Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

España, otoño de 2017

Propuesta de definición de VFP

Conductas reiteradas de violencia física, psicológica (verbal o no verbal) o económica, dirigida a los y las progenitoras, o a aquellos adultos que ocupan su lugar. En ella se excluyen las agresiones puntuales, aquellas que se producen en un estado de disminución de la conciencia y que desaparecen cuando ésta se recupera (intoxicaciones, síndromes de abstinencia, estados delirantes o alucinatorios, el autismo o la deficiencia mental grave, el parricidio sin historia de agresiones previas).

SEVIFIP, Sociedad Espa­ñola para el Estudio de la Violencia Filio Parental, propuso crear un foro de trabajo en el que consensuar una definición de violencia filio parental (VFP) debido a la disparidad de cifras. La mayor parte de las investigaciones no diferencian tipos de maltrato, dejando fuera de la definición otro tipo de agresiones como la psicológica, emocional o económica.  Desde SEVIFIP se propuso iniciar un panel de expertos para responder a la demanda de investigadores respecto al consenso de la definición, exponiendo igualmente lo que no es VFP y saber a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de VFP.

El proceso inició su andadura en octubre de 2014 a partir del análisis de las principales definiciones de VFP existentes hasta ese momento. Este foro lo formaron 11 profesionales de diferentes ámbitos: clínico, docente/investigador, de instituciones como Euskarri, Campus Unidos de RecUrra de Madrid, Universidades de Deusto y Barcelona. Fundación Pioneros, gracias al trabajo que realiza a través del Programa Re-Encuentro con VFP en un contexto judicial, aportó su experiencia práctica en intervención con este tipo de conflictividad familiar.  

El objetivo de este trabajo ha sido delimitar qué es y qué no es VFP para facilitar investigaciones claras respecto a la prevalencia real del fenómeno. Esta definición tiene en cuenta diferentes aspectos fundamentales para acotar el fenómeno: frecuencia de la conducta agresiva, quién recibe la agresión, tipos de violencia e incluye criterios de exclusión, todo ello escrito con perspectiva de género.

Ana Calvo, directora del programa Medidas Judiciales de Fundación Pioneros, ha participado también en la redacción del artículo publicado en la revista científico-profesional Papeles del Psicólogo 2017 (Vol. 38 (3), pp. 216-223) junto a Roberto Pereira, Ismael Loinaz, Joana del Hoyo, Josu Arrospide, Lorena Bertino,  Yadira Montes y Mari Mar Gutiérrez.

Para llegar a esta definición, comentó Ana Calvo “en el grupo pasamos por diferentes fases, comenzamos por analizar las definiciones que ya existían y hacer aportaciones sobre ellas. De todas las definiciones que encontramos, la propuesta por Roberto Pereira en 2006 es la referencia principal en español que se utiliza de manera generalizada para hacer referencia a la violencia ascendente”. Por ejemplo, señala, “una de las primeras definiciones de VFP solo hablaba de violencia física, dejando fuera otros tipos de agresiones como la psicológica o económica, igualmente dañinas para la relación familiar. Esto quiere decir que el número de casos reales es mayor del que se hablaba hasta ahora porque se estaban dejando fuera estos tipos de violencia”.

 

Por último, es importante, comenta Ana Calvo, que exista una definición consensuada sobre VFP, ya que “para realizar una investigación es más útil partir de una sola definición para homogeneizar los datos, hablar sobre casos reales y para que cuando hablemos de VFP nos refiramos a lo mismo”.

Enlace al artículo: Propuesta de definición de VFP