Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Logroño, 14 y 21 de diciembre de 2017

“En conflicto con mi hijo”

El Centro de Apoyo a la Familia de La Rioja organizó el 14 y 21 de diciembre unas jornadas sobre violencia filio parental "En conflicto con mi hijo". Ana Calvo, directora del programa Medidas Judiciales de Fundación Pioneros participó en dichas jornadas exponiendo la intervención que se realiza desde el programa Re-Encuentro. Intervención en Situaciones de Conflicto Familiar.

Estas jornadas, dirigidas a público general,  se organizaron con el objetivo de clarificar en qué consiste el fenómeno de la Violencia Filioparental (en adelante VFP) así como para hacer difusión de los diferentes recursos que trabajan este tipo de conflictividad familiar en La Rioja.

El Centro de Apoyo a la Familia, CAF, es un recurso del Gobierno de La Rioja que ofrece un espacio de prevención y apoyo a las familias riojanas para ayudarles a afrontar sus dificultades, partiendo de un marco de respeto mutuo, confianza, confidencialidad y voluntariedad.

Ana Calvo, directora de Medidas Judiciales y del programa Re-Encuentro participó el jueves 21 de diciembre en esta jornada en la que presentó este programa en el que se trabaja desde 2012, en colaboración con la Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de La Rioja, y que da respuesta a la realidad de la violencia filio parental una vez los padres o tutores que ocupan su lugar formulan una denuncia por agresiones de diferente naturaleza. Y por tal motivo, el Juzgado de Menores abre un expediente judicial al menor que implica la asistencia a Terapia Familiar para mejorar las relaciones entre sus miembros.

También participó en esta jornada Fundación Diagrama que expuso los programas que se desarrollan en el ámbito de reforma cuando existe privación de libertad y el Programa de Atención en Violencia contra los Padres, Tutores o Familiares “Ayúdate Ayudándole” a través del teléfono 696 121 212 de atención 24 horas los 365 días del año.

En estas dos jornadas participaron un total de cinco familias, mayoritariamente madres, que mostraron su interés por profundizar en el fenómeno para conseguir diferenciar primeras señales de VFP de conflictos evolutivos propios de la edad así como conocer estrategias de intervención que faciliten canalizar tal conflictividad. Por otro lado, expusieron la dificultad en el acceso a atención especializada y sus reticencias a la hora de formular una denuncia  para acceder a todos los recursos de la red.