Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Logroño, 2 de junio de 2017

“Me siento con más energía”

“Crecer como persona”, “ha sido una experiencia súper bonita”, la experiencia mola mucho”, “me he dado cuenta de que se puede aprender jugando”, “el primer día que vine me lo pasé tan bien que dije voy a repetir”, son algunas de las frases expresaron alumnos y alumnas que recibieron su diploma por participar en la Escuela de Facilitación.

El pasado 2 de junio se celebró en el Instituto Riojano de la Juventud, IRJ, la clausura de la IV edición de la Escuela de Formación de Facilitación Juvenil con enfoque comunitario. 24 jóvenes recibieron sus diplomas de mano de la presidenta de Fundación Pioneros y del consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar.

La participación es uno de los ejes centrales de esta escuela y se evidenció ese día ya que los chicos y las chicas presentes quisieron expresar lo que había significado este curso para ellos.

Agunos comentarios de los comentarios de los y las jóvenes reflejan lo qué fue y está siendo en sus vidas la Escuela de Facilitación.

"Es una formación muy buena en temas como multiculturalidad, respeto, también me ha permitido conocer a gente muy diversa, grandes personas, salir fuera de mi zona de confort, no solo formarme sino también crecer como persona”.

"Yo he venido a esta escuela y si estoy aquí hoy es porque ha sido una experiencia súper bonita, he aprendido un montón, he hecho nuevos amigos, encantada de venir otra vez, os quiero mucho a todos”.

"Esta escuela “ha estado bastante bien, me lo he pasado súper bien, he conocido a gente maravillosa, la experiencia mola mucho, es gente muy maja”.

"He conocido bastante gente, para la vida me ha servido mucho el módulo de participación, me siento con más energía. A otros jóvenes les diría que si vosotros queréis podéis aprender muchas cosas que os hagan sentir mejor con vuestro entorno”.

"He conocido la escuela por un cartel que había en la universidad y me quería apuntar a algo para aprender, vine y era mucho mejor de lo que me esperaba porque pensaba que sería la típica escuela con mesas, sillas y alumnos en silencio, pero me he dado cuenta de que se puede aprender jugando y de forma didáctica y creo que los contenidos que hemos aprendido son muy válidos para nuestro día a día y he conocido a gente maravillosa de todo tipo de nacionalidades, religiones y no religiones”.

"Descubrí Pioneros porque la coordinadora de mi instituto me comentó sobre la Escuela de Facilitación, el primer día que vine me lo pasé tan bien que dije voy a repetir, he conocido a gente súper amable, graciosas, con las que puedes pasar un buen momento y estoy muy contento de lo que hemos hecho este año”.

Aurora Pérez también nos quiso comentar su experiencia, “yo estoy enamorada de Pioneros”, dijo, y recordó que cuando “me pidieron que entrara dije que no al principio, pero al entrar pensé cómo había podido decir que no. Estoy encantada con lo que veo, con toda la gente que conozco. Esto es una gran familia, hay gente que piensa diferente, de todas las edades y la gente se quiere y es una gozada estar aquí”. 

Para terminar este breve acto de entrega de diplomas y antes de la merienda, el consejero Conrado Escobar comentó que “sabemos que este sitio es pequeño, pero nos gustaría que lo sintierais como vuestra casa porque lo más importante de una casa no es el edificio si no el cariño que hay dentro y eso es lo que aquí se respira, el cariño”. Y les dejó un mensaje: “después del verano, espero que volváis”. 

En Pioneros os estaremos esperando…