Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Logroño, 26 de septiembre de 2017

Jóvenes de Pioneros hacen podio en el circuito de karts

El pasado día 26 de septiembre el grupo de jóvenes del programa Educación Vial de Pioneros acudieron al circuito de karts de Logroño. La actividad programada sirvió para pasar un rato distendido donde los chicos pudieron dar rienda suelta a su afición y mostrar sus habilidades en la conducción.

Al  llegar a las instalaciones y después de dar los datos necesarios para acceder al circuito, atendimos las indicaciones que nos dieron sus responsables.

Los jóvenes mostraron su curiosidad sobre las características técnicas de los vehículos, velocidad que alcanzan, dispositivos de seguridad, etc.

Tras informarnos sobre las normas, recibir varios consejos y trucos a la hora de tomar las curvas o evitar cualquier incidente nos colocamos los cascos y nos dirigimos a nuestros puestos en las posiciones de salida.

Iniciamos el recorrido con una vuelta de reconocimiento para adaptarnos al vehículo y conocer el trazado, características de la pista y poner en práctica las indicaciones recibidas.

El ambiente se va caldeando y los jóvenes dan todo de sí, de hecho el educador del grupo es consciente de la habilidad de los muchachos y, por qué no decirlo, es doblado a la primera de cambio.

Ya en la vuelta definitiva, y con los chicos totalmente implicados en superar los tiempos anteriores, la competición se hace más intensa, los motores rugen y se arañan segundos en cada metro, en cada curva.

Como no podría de ser de otro modo los reflejos de los chavales superan con creces la experiencia de los ya entrados en años, reflejándose en el registro de los tiempos que confirman la posición en el pódium de los jóvenes.

Tras el reconocimiento de la victoria y el esfuerzo empleado nos relajamos de tanta tensión tomando unos refrescos y compartiendo en agradable compañía nuestras hazañas, trucos y espíritu de superación.

Ya de vuelta, en el coche, observo a través del espejo retrovisor tres jóvenes con expresión de haber pasado un buen rato, orgullosos de sus capacidades y cierta mirada condescendiente hacia el conductor.