Fundación Pioneros para la prevención y atención de las dificultades psicosociales

Calahorra, 9 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento de Calahorra ofrece un abanico de posibilidades para realizar PBC

El Ayuntamiento de Calahorra y Fundación Pioneros firmaron la renovación del acuerdo de colaboración para la realización de la medida judicial Prestación en Beneficio de la Comunidad que se desarrollará en varias instalaciones municipales. Esta medida tiene un marcado carácter educativo que necesita del compromiso de toda la comunidad para que los menores puedan reparar el daño causado. 

La firma de la renovación del convenio de colaboración entre Fundación Pioneros y el Ayuntamiento de Calahorra se realizó el pasado 9 de noviembre entre representantes de ambas instituciones y ante los medios de comunicación. A esta firma asistieron por parte del Ayuntamiento el alcalde de la localidad, Luis Martínez-Portillo; y la concejala de Servicios Sociales, María Jesús Torrecilla; por parte de Fundación Pioneros asistieron Aurora Pérez, presidenta; José Manuel Valenzuela, director técnico; y Ana Calvo, directora del Servicio de Ejecución de Medidas en Medio Abierto y Reinserción Social de Menores  de Fundación Pioneros, el programa que ejecuta la medida de Prestación en Beneficio de la Comunidad, PBC, en colaboración con el Gobierno de La Rioja.

El Ayuntamiento de Calahorra y Fundación Pioneros trabajan desde 2001 en la ejecución de la medida judicial Prestación en Beneficio de la Comunidad que se desarrollaba fundamentalmente en Residencia San Lázaro. Gracias a la renovación de este acuerdo, que es primer año que se firma directamente entre ambas entidades, el Ayuntamiento ha ampliado su oferta a la biblioteca municipal, las pistas de atletismo, el centro cultural Deán Palacios y cuatro pabellones deportivos para facilitar que los menores realicen esta medida. Para Ana Calvo “el abanico de entidades que el Ayuntamiento de Calahorra nos brinda para cubrir esta necesidad social es muy importante para nosotros porque ofrece más posibilidades para que los jóvenes puedan tomar contacto con estas instalaciones y poder ofrecer todo su talento, que lo tienen”. Por su parte Aurora Pérez agradeció al Ayuntamiento de Calahorra y “a todas las instituciones que nos están acogiendo porque sin ellas no sería posible hacer este programa, si no tenemos un lugar donde realizar esta medida sería imposible desarrollarla”.

La Prestación en Beneficio de la Comunidad, PBC, es una medida judicial que se desarrolla en medio abierto, impuesta a instancia del Juzgado de Menores. Esta medida, de acuerdo con la Ley de Menores tiene un sentido reparador y fuertemente educativo. Como comentó Ana Calvo durante la rueda de prensa la PBC tiene un sentido educativo porque convierte a este tipo de medida en una oportunidad laboral, un primer contacto con el mundo laboral por el cual el menor entiende que hay unos servicios que prestar, unos horarios, una atención que dar y recibir, pasamos de un acto inicialmente negativo, coercitivo, a una experiencia educativa que le devuelve las competencias que tiene, laborales, educativas, de ayuda, de reparación”.

El trabajo de Fundación Pioneros consiste en hacer de puente entre el menor y la entidad colaboradora, asume las funciones de orientación, apoyo y seguimiento de todas las labores que realizan los menores.  Según la experiencia del Programa Medidas Judiciales esta medida es una experiencia muy satisfactoria tanto para los menores y las entidades que colaboran. “La medida es un éxito, explicó Ana Calvo, porque los técnicos con los que trabajamos, desde el ayuntamiento u otras entidades acogedoras, nos dicen que están muy satisfechos del servicio que prestan los chavales”.

Además, Ana expresó que “una PBC es una medida muy beneficiosa para todos porque no solo redunda en el menor, sino que la comunidad se beneficia de los servicios que el menor presta, no es una medida que tenga mucha reincidencia, de hecho los chavales que por lo general tienen una PBC suelen quedarse ahí, no generan más expedientes”.

Durante su intervención ante los medios, Luis Martínez-Portillo, alcalde de Calahorra, expresó que Fundación Pioneros realiza una “muy buena labor y todos debemos colaborar”. En este sentido explicó que sin el desarrollo de una medida de este tipo “estos chavales acabarían con una simple sanción, no aprenderían cuál es el significado de lo que han hecho y no llegarían a entender que pueden tener un valor importante dentro de la sociedad, que pueden ayudar y hacer un análisis de la conducta que han realizado que les ha llevado a tener esta sanción”. 

José Manuel Valenzuela, director técnico de Fundación Pioneros explicó que en Pioneros se incide en fomentar tanto la perspectiva preventiva como promocional. En una PBC, por ejemplo “nos referimos a que la misma medida judicial es una oportunidad para trabajar el que no vuelva a existir otro hecho delictivo”.  La parte promocional “nos lleva, explicó José Manuel, a aprovechar la propia medida para promocionar una serie de capacidades y oportunidades, ya sea laboral o de continuar estudios, ya que los menores tienen la oportunidad de realizar una experiencia de manera exitosa que en muchos casos era inexistente, con lo cual recalcamos la medida desde este enfoque educativo y desde Pioneros hacemos un trabajo muy fuerte para que esta filosofía esté muy presente”.